ley de calidad : arturo perez reverte.-


Me sigue sorprendiendo que se sorprendan. O que hagan tanto paripé, cuando en realidad no les importa en absoluto. Ni a unos, ni a otros. Y eso que todo viene seguido, como las olas y las morcillas. La última –estudio internacional sobre alumnos de Primaria, o como se llame ahora– es que el número de alumnos españoles de diez años con falta de comprensión lectora se acerca al 30 por ciento. Dicho en parla normal: uno de cada tres críos no entiende un carajo de lo que lee. Y a los 18 años, dos de cada tres. Eso significa que, más o menos en la misma proporción, los zagales terminan sus estudios sin saber leer ni escribir correctamente. Las deliciosas criaturas, o sea. El báculo de nuestra vejez.

Pero tranquilos. La Junta de Andalucía toma cartas en el asunto. Fiel a la tradicional política, tan española, de subvenciones, ayudas y compras de voto, y además le regalo a usted la Chochona, la manta Paduana y el paquete de cuchillas de afeitar para el caballero, a los maestros de allí que «se comprometan a la mejora de resultados» les van a dar siete mil euros uno encima de otro. Lo que demuestra que son ellos quienes tienen la culpa: ni la Logse, ni la falta de autoridad que esa ley les arrebató, ni la añeja estupidez analfabeta de tanto delincuente psicopedagógico y psicopedagocrático, inquilino habitual, gobierne quien gobierne, del ministerio de Educación. Los malos de la película son, como sospechábamos, los infames maestros. Así que, oigan. A motivarlos, para que espabilen. Que la pretendida mejora de resultados acabe en aprobados a mansalva para trincar como sea los euros prometidos –una tentación evidente–, no se especifica, aunque se supone. Lo importante es que las estadísticas del desastre escolar se desplacen hacia otras latitudes. Y los sindicatos, claro, apoyan la iniciativa. Consideren si no la van a apoyar: ya han conseguido que a sus liberados, que llevan años sin pisar un aula, les prometan los siete mil de forma automática, por la cara. Y más ahora que, de aquí a tres años, con los nuevos planes de la puta que nos parió, un profesor de instituto ya no tendrá que saber lengua, ni historia, ni matemáticas. Le bastará con saber cómo se enseñan lengua, historia y matemáticas. Y más si curra en España: el único país del mundo donde los profesores de griego o latín enseñan inglés.

Así, felices de habernos conocido, seguimos galopando alegremente, toctoc, tocotoc, hacia la nada absoluta. Todavía hay tontos del ciruelo –y tontas del frutal que corresponda– sosteniendo imperturbables que leer en clase en voz alta no es pedagógico. Que ni siquiera leer lo es; ya que, según tales capullos, dedicar demasiado tiempo a la lectura antes de los 14 años hace que los chicos se aíslen del grupo y descuiden las actividades comunes y el buen rollito. Y eso de ir por libre en el cole es mentar la bicha; te convierte en pasto de psicólogos, psicoterapeutas y psicoterapeutos. Cada pequeño cabrón que prefiere leer en su rincón a interactuar adecuadamente en la actividad plástico-formativo-solidaria de su entorno circunflejo, por ejemplo, torpedea que el día de mañana tengamos ciudadanos aborregados, acríticos, ejemplarmente receptivos a la demagogia barata, que es lo que se busca. Mejor un bobo votando según le llenen el pesebre, que un resabiado culto que lo mismo se cisca en tus muertos y vete tú a saber.

El otro día tomé un café con mi compadre Pepe Perona –«Café, tabaco y silencio, hoy prohibidos», gruñía–, que pese a ser catedrático de Lengua Española exige que lo llamen maestro de Gramática. Le hablé de cuando, en el cole, nos disponían alrededor del aula para leer en voz alta el Quijote y otros textos, pasando a los primeros puestos quienes mejor leían. «¿Primeros puestos? –respingó mi amigo–. Ahora, ni se te ocurra. Cualquier competencia escolar traumatiza. Es como dejar que los niños varones jueguen con pistolas y no con cocinitas o Nancys. Te convierte en xenófobo, machista, asesino en serie y cosas así». Luego me ilustró con algunas experiencias personales: una universitaria que lee siguiendo con el dedo las líneas del texto, otro que mueve los labios y la cabeza casi deletreando palabras… «El próximo curso –concluyó– voy a empezar mis clases universitarias con un dictado: Una tarde parda y fría de invierno. Punto. Los colegiales estudian. Punto. Monotonía de lluvia tras los cristales. Después, tras corregir las faltas de ortografía, mandaré escribir cien veces: Analfabeto se escribe sin hache; y luego, lectura en voz alta: En un lugar de la Mancha, etcétera». Lo miré, divertido. «¿Lo sabe tu rector?». Asintió el maestro de Gramática. «¿Y qué dice al respecto?». Sonreía mi amigo, malévolo y feliz, encantado con la idea; y pensé que así debió de sonreír Sansón entre los filisteos. «Dice que me van a crucificar.»

20 comentarios to “ley de calidad : arturo perez reverte.-”

  1. angie Says:

    Verdades como puños.

  2. luismi Says:

    Me consta que los primero indignados con esta iniciativa son los profesores, la cual muchos han rechazado por principios.
    Esos inspectores de educación, concejalesy ministros que en su vida han pisado un aula, esos son los que promueven este tipo de leyes indignantes.
    Así llegan luego los chavales a la universidad….muy sociables, muy participativos pero no saben hacer la O con un canuto (aunque canutos si que saben hacerse😉 )

  3. Olalla Says:

    Hace tiempo escribió algo más sobre este tema, ó es esto que lo escribió hace tiempo?

  4. Olalla Says:

    Vamos, hace meses

  5. sisi Olalla, es que no podía entrar. Este texto me lo encontré buscando por internet y me pareció muy interesante para ponerlo en un sitio público, bueno en realidad está publicado en un sitio donde lo puede ver cualquiera, pero es que veo tantas verdades escritas, que quería colgarlo aquí para que pudieramos oopinar todos.
    Qué te ha parecido?

  6. angie Says:

    Les pegaba un tiro a todos los pedagogos izquierdosos que han convertido a las escuelas en salones de juegos.

  7. peregrino Says:

    Elenco de mentecatos, botarates y majaderos, los pedagogos ultraprogresistas (por los cojones) que deciden cómo aquí se educa y se deja de educar. Después, esta panda de lánguidos insufridos, mastuerzos y zoquetes, inscriben a su prole en colegios de pago y confían su supramoderna educación complementaria a “nurses” vesánicas de la más clasista y rancia condición.

    Pero claro, quién vota luego al que a ti te da un “carguito”…

  8. jajajaaj Angie como eres…
    La verdad que es un poco preocupante la cifra de suspensos y lo que habla este hombre de la compresión de lectura, es escalofriante que un tio como un trinquete lea una cosa y no sepa de qué coño le están hablando. Además no solo repercute en su cerebro de chorlito que se le puede quedar, sino que lo que más miedo me da, es que esos son los que en un futuro levantaran nuestro país.
    miedo me da de pensarlo.

  9. peregrino Says:

    Asco

  10. ME sobra toda la palabreria y volteretas calificativas.Si quiere criticar algo que lo haga pero no tanto rollito para lucirse con su desprecio.

  11. angie Says:

    Pena y miedo.

  12. Yo lo encuentro un texto de lo más atractivo en el que se dicen verdades y que en unos años pagaremos sus consecuencias, en este país de chiste.
    Pienso que en las proximas elecciones tendriamos que ponernos todos en las mesas electorales de brazos cruzados durante toda la jornada electoral para que se den cuenta de una vez por todas que no queremos más políticos corruptos de mierda que son los que nos tienen tocando la bandurria.
    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
    cabrones¡¡
    Me estoy calentando , soy una persona que ejerce su derecho al voto fiel. Pero es que ya no estoy de acuerdo con nada de lo que me venden.
    No nos vendais más la moto¡¡¡¡

  13. De todas maneras, el espiritu de algunos profesores deja mucho que desear, en dos meses llevo dos cartitas del colegio de Olga porque los muy señores no quieren empezar las clases el día 07 de septiembre como dice el calendario escolar.
    Es que la cosa tiene huevos, encima de que tiene que ser un trabajo de lo más compensatorio, ya que están abriendole la mente a muchas personitas, que gracias a sus enseñanzas van a parender cosas que le van a servir para su futuro, por tanto nuestro futuro, ahora resulta de que por entrar una semanita más temprano, se ponen de huelga durante una hora, que es la que más jode a los padres pringaos, que precisamente en el momento de la huelva, tienen que estar ya en sus puestos de trabajo. Desperciando así una horita más de trabajo.
    QUE ME ENCIENDOOOOOOOOOOOO

  14. Son unos putos flojos de mierda…. es vergonzoso.
    (Generalizando)

  15. angie Says:

    Para nada de acuerdo. Flojos hay en todas partes, pero a los maestros se les ha privado de toda autoridad, de medios, obligado a impartir enseñanzas absolutamente ridículas y panfletarias, a no poder suspender, a ver barbaridades tales como los cheques-libros que van para las editoriales propiedad de quienes todos sabemos (y el que no lo sepa es porque no quiere), mientras que muchos padres de alumnos que gozan de los mismos no tienen absolutamente ninguna necesidad económica, a tener que aguantar que los niños los traten como les da la gana porque a ver si los pobres chavales van a coger algún trauma si los castigas y tantas barbaridades, que lo más normal es que estén absolutamente desmotivados.

  16. angie Says:

    Y una cosa que a mí me parece importantísima es que la nueva educación ha sido diseñada DE FORMA DELIBERADA para apagar el talento de las personas brillantes diluyéndolas en una masa de mediocridad en la que todo vale porque todos somos iguales y valemos para todo.

    MENTIRA.

  17. Porque los que hacen estas leyes,como dice luismi,son gente que en su vida ha pisado un aula,los pedagogos etc,que por no darle un cachete a un niño a tiempo, (yo me los llevé en su día y no me siento maltratada,ni traumatizada…ni nada de nada..),esos niños terminan dándoles el cachete a los profesores y a los padres…hemos pasado de “la letra con sangre entra”de la España oscura y franquista a la dictadura de los niñatos de mierda y ,los pedagogos de aun más mierda todavía

  18. Angie es verdad que los profesores tienen que seguir un temario. Pero la consitución dice que todo el mundo tiene derecho a una educación, y todo el mundo significa pudientes y no pudientes.
    Si en algo estoy de acuerdo en lo que a la educación de mi hija respecta, es que, entre cosas, no tenga que gastarme doscientos euros en los libros que va a usar, ya que es un derecho que ella tiene; pueda o no permitirmelo. Distinto es que quiera que estudie japonés, pero la educación básica o primaria o como queramos llamarlo es un derecho del que precisamente por el cheque-libro las editoriales están tiritando de miedo.
    Las editoriales que vendan poemas, poesías, pero no se sacien con un derecho al que todos tenemos que tener acceso.

  19. raffology Says:

    Angie realmente pretendes desviar toda la culpa a un solo punto???
    Es un tema mas complejo.
    Desde la tirania de los niños consentidos por sus padres que noo los educan, hasta la pereza de los maestros y la desmotivación, hasta las leyes alienantes.. y muchas cosas más.

  20. Es que yo creo que a medida que va pasando el tiempo, hemos avanzado mucho en algunas cosas, pero en otras, estamos metiendo la pata hasta el fondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: